¿Cómo calcular el LTV y CAC en tu estrategia de venta online?

close-up-hand-typing-keyboard_23-2148975571 (1)

Calcular el LTV y el CAC permite tomar acciones para que los negocios en línea sean óptimos en el tiempo, éstas son métricas que tienen una relación directa y que ponen en evidencia qué tan rentable es una estrategia de ventas en e-commerce.

Ir a ciegas en la implementación de un e-commerce es uno de los errores más comunes de quienes por primera vez deciden vender online, por ello es relevante tener presente las métricas que muestran si un negocio online está siendo rentable o no. Dos de las más importantes que determinan si la estrategia es correcta, son el Customer Lifetime Value (Valor de vida del cliente) y el Customer Acquisition Cost (Costo de adquisición de cliente), métricas que se relacionan entre sí y que son necesarias mantener en el radar.

¿Por qué es importante la relación entre el LTV y el CAC?

El LTV da a conocer qué ingresos o ganancia representa un cliente durante su tiempo de vida o relación que tiene con una marca, es decir, indica qué dinero obtiene un negocio durante el tiempo que sus clientes compran productos o servicios; por su parte, el CAC, permite saber si la cantidad de inversión que está haciendo una empresa para adquirir nuevos clientes le genera rentabilidad.

¿Y cómo se relacionan? A todos los negocios les interesa saber si lo que invirtieron en la adquisición de clientes genera resultados efectivos, para ello es necesario analizar el valor que esos nuevos consumidores de su marca le aportan durante su ciclo de vida. El resultado correcto sería que el LTV siempre sea mayor al CAC.

¿Cuál es la fórmula para calcular el LTV y el CAC? 

Para calcular el LTV es primordial basarse en el valor promedio de compras y el índice promedio de la frecuencia de compras, con éstas métricas podrás calcular inicialmente el valor del cliente.

Luego, es importante conocer el promedio de los años en los que el cliente continúa comprando los productos o servicios del negocio, así se conocerá su vida útil. Y finalmente, se toma el valor del cliente calculado inicialmente y se multiplica por la vida útil promedio de éste.

En el caso del CAC, se debe dividir el total de las inversiones realizadas para adquirir clientes entre el total de clientes adquiridos. Es clave tener en cuenta todos los gastos relacionados con la adquisición.

Todo negocio busca la rentabilidad y los comercios electrónicos no son la excepción, por lo cual hacer seguimiento a estas métricas es fundamental si se quiere potenciar las estrategias.

Fuentes:

Rockcontent

Revistaempresarial

HubSpot

¿Estás buscando la mejor alternativa para optimizar tu ecommerce o crear uno para tu marca?

Scroll al inicio
¿ESTÁS BUSCANDO LA MEJOR ALTERNATIVA PARA OPTIMIZAR TU ECOMMERCE O CREAR UNO PARA TU MARCA? 🤩
Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.